lunes, 7 de marzo de 2011

Yoigo recurrirá la sanción interpuesta por la Comunidad de Madrid, pero promete devolver el dinero si procede

Yoigo ya ha respondido a las reclamaciones de Facua mediante un escueto comunicado.Así, la compañía asegura que la política de Yoigo contempla la baja automática de un cliente sin reintegro de los importes abonados en los siguientes casos:

1.-Cuando un cliente de prepago (tarjeta) hace portabilidad a otra compañía, quedándole algún saldo en la tarjeta.

2.-Cuando un cliente de prepago (tarjeta) con la tarifa La Del Cero (la única que no tiene consumo mínimo) lleva 9 meses sin hacer ninguna recarga.

3.- También se da de baja de forma automática a un cliente prepago cuando lleva 6 meses con saldo 0. No obstante en este caso no procedería reintegro de ninguna suma.

Estos supuestos quedan especificados en el contrato que el cliente firma con Yoigo al darse de alta en el servicio prepago. Dicho modelo de contrato fue previamente aprobado por SETSI, organismo encargado de analizar los modelos de contratos entre operadoras de telefonía y clientes.

Por otra parte, Yoigo no tiene constancia de reclamaciones de clientes en el supuesto 1 (portabilidad a otra compañía). No obstante, como deferencia comercial, Yoigo se pone a disposición de clientes que se hayan visto en dicho supuesto para estudiar su caso individualmente y, en su caso, devolver las cantidades correspondientes.

La sanción impuesta por la Comunidad de Madrid no es firme y Yoigo recurrirá la misma por las vías pertinentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión

Normas de comentarios:
-No nos hacemos responsables de los comentarios vertidos por los usuarios
-Está PROHIBIDO insertar ENLACES en medio del comentario.
-Cualquier comentario ofensivo o que pueda ser malinterpretado será borrado.
-Los mensajes escritos más de una vez serán borrados.
-No se permite "copiar y pegar" desde otras webs.
-Los comentarios DEBERÁN estar referidos al contenido del artículo.
-Como es lógico, está prohibido introducir o difundir contenidos o propaganda de carácter racista, homófobo, xenófobo, pedófilo, excesivamente violento, de apología del terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.